RSS

jueves, 28 de octubre de 2010

She dreams. She lives. She dies.

Sueña. Y vive.
Sin necesidad de nadie más.
Pero recuerda. Siempre recuerda.
Lo que hubo atrás.
Y lo que puede ocurrir mañana.
Porque el destino da la vida,
y de la misma manera la quita
con sus amarillos ojos de luna llena.
Y porque el sueño dentro del sueño
es la forma más pura de existencia.
Aunque no traspase lo ficticio.

miércoles, 27 de octubre de 2010

You give me miles and miles of mountains...

He vuelto a soñar despierta con esa esquinita tuya, otra vez. Cuando creía que el olvido había hecho ya presa de mí, y vuelves. Metafóricamente hablando, claro, físicamente no sé siquiera dónde estás, si aquí, allí o dentro de mí.
Últimamente me siento tan... ya sabes, incompleta. Intento redescubrirme a mí misma, pero no acabo de encontrarme del todo. Como si hubiera agotado todos los tópicos poéticos y me faltara ese algo que no dejo de buscar en el espejo, en otros rostros, otras historias, otros cuerpos. Me siento tan perdida... y tan sola. Sobre todo sola, aunque me rodee un montón de gente. Porque parece que faltan la mitad de los hilos en el tapiz de mi existencia. Esa mitad de la que siempre se habla, y que es más algo utópico que otra cosa. Esa mitad que siempre se busca y nunca se encuentra.

sábado, 23 de octubre de 2010

Older Chests

Me incomoda, me atormenta y me turba el contacto con otro ser humano. La anormal calidez de otro cuerpo cerca de mí me desconcierta. Los olores ajenos se convierten fácilmente en señas de identidad que provocan reacciones desconocidas en mi interior. Y las voces... sonidos extrapolables a cualquier contexto. Palabras de exótica resonancia. Vibraciones, en resumen. Y todo ello se conjuga para hacerme caer en un delirio agónico, una alteración (si no supresión) de mi consciencia a nivel global. Y al final, sé que volvería a caer en el mismo jodido agujero de miseria, sólo para sentir de nuevo que me hundo en ese vórtice. Que el palpitar puede convertirse en un trance místico. Que la extensión de un cuerpo es infinita. Que la eternidad puede resumirse en un segundo, y que un leve roce puede desencadenar una peligrosa tormenta.

lunes, 18 de octubre de 2010

Deadlock,

Sigo buscando la salida. El camino. Mi destino, si se le puede llamar así. Y no encuentro el lugar donde debo dar el siguiente paso. Veo múltiples senderos, pero... ¿Cuál es el real? ¿Debo incluso quedarme donde estoy?

Camino 1: Luminoso, fácil. Conocido. Pero no hay salida, lo sé.
Camino 2: Tortuoso, pero agradable. No sé qué hay más allá.
Camino 3: Paralelo a 1, caminar hacia las alturas.
Camino 4: Lejano, tan lejano. Pero tan parecido a lo que dejo atrás...

viernes, 8 de octubre de 2010

Por la libertad del pueblo Saami


Los saamis son un pueblo indígena que vive desde hace miles de años en la zona septentrional de Noruega, Suecia y Finlandia, así como en una gran parte de la península de Kola, en Rusia. (...)

La cultura tradicional saami ha estado fuertemente influenciada por las actividades de la caza y la pesca. Hoy día, apenas una escasa proporción de los saamis (tal vez 10%) son nómadas que se dedican a la cría de reno, pero esta dimensión tradicional de la vida de los saamis sigue siendo preponderante en la cultura de este pueblo. La pesca en los fiordos también ocupa un lugar importante en la vida y la cultura saami.

Los saamis resistieron durante más de un siglo a los intentos de asimilación de la sociedad no saami. En 1903, un periódico político, el Sagai Muittalaegje, denunció vigorosamente estas tentativas de asimilación. Esta toma de posición alentó otras actividades políticas que pretendían apoyar a los saamis en la preservación de su identidad cultural y su modo de vida. En 1917 se celebró la primera concentración de saamis. Después de la Segunda Guerra Mundial, se fundó la Asociación de Ganaderos de Renos Saamis. En 1956, se creó el Consejo Nórdico de los Saamis en tanto que órgano de enlace entre los saamis noruegos, finlandeses y suecos. Tras el desmoronamiento de la Unión Soviética, los saamis de la península de Kola se asociaron al Consejo, que fue rebautizado "Consejo Saami" en 1991. La creación de un Parlamento saami (Sameting) en 1989 reforzó el conocimiento lingüístico, cultural y legal de los saamis.

(Fuentes: Comunicado redactado por representantes de los organismos de los pueblos indígenas en el coloquio internacional AMAP sobre la contaminación del medio ambiente del Ártico (Tromsø, junio de 1997); Ethnologue, Volume I, Languages of the World.)