RSS

sábado, 19 de noviembre de 2011

Me licuo, me descompongo en regueros de niebla carmesí deshaciéndome de las capas de mi alma sin saber qué encontraré, sólo por el placer de despellejarme como si mi piel fuera de papel de arroz.
Huelo a sal, a algas.
Mi memoria quizá diría que es el olor de tu pelo (?) pero ahora duerme, narcotizada por tu ausencia.
Como mi lírica, mi música.
Mi arte yace mudo y gris en su tumba de polvo, acunado por las nubes de humo que exhalo al respirar.
La pira funeraria de mis escritos se yergue incólume entre el caos de mis sinapsis, esperando a ser prendida por la artrítica cerilla de mi madurez, de mi cordura.
Pero me resisto a dejarme morir del todo, a dar paso al futuro cuando el pasado aún no se ha ido.
Mi mente permanece en este limbo, suspendida en el vacío.
Mientras espero a que el mundo acabe de desmoronarse

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Black/White - That's a wrong chain

Como dos caras de una misma moneda, el anverso y el reverso, ambos me llaman, uno con voz meliflua y tentadora, un susurro sugerente; el otro con una pureza diáfana, como de cristal. Y yo intento no responder, hacer oídos sordos y seguir llevando las riendas de mi propia existencia, pero un impulso autodestructivo me empuja alternativamente en una y otra dirección. Trato de resistirme, me niego con todas mis fuerzas a dejarme caer hacia la corrupción de mi alma junto a la sombra, la némesis de quien debería ser, el ser demoníaco que me tienta con sutil lascivia, exhalando su pútrido perfume. El pasado me persigue con sus mordiscos en el cuello, sugiriéndome que me ataña a mis primeras elecciones, que no intente acudir a otros planos existenciales más puros, que realmente no lo son. Y yo me refugio en mi nido de telarañas para no escuchar, para convencerme de que la traición más horrible destrozaría dos almas y condenaría mi existencia a un vagabundeo de soledad, pues ¿Cómo iba a ser acompañada por la negrura absoluta, por un enredo de impulsos caóticos y primarios?