RSS

domingo, 25 de diciembre de 2011

Scents

No saben que los pájaros de mi mente me acompañan desde que era niña y me hacen compañía cuando no hay nadie más en el mundo. Me susurran al oído versos inconexos que pretenden ser proféticos, pero yo no me lo creo, no del todo al menos. Porque no quiero confiar en ellos, aunque sean compañeros de viaje, aunque hayan salido de los filamentos de mis propios pensamientos. Al fin y al cabo siguen siendo ajenos a mí, como hijos ya emancipados que curiosean entre mi pelo intentando encontrar... no sé qué intentan encontrar. Quizá el olor a luna que impregna mis mejillas ahora que he rozado el viento y me he sumergido en su abrazo.
And when you take me by your side 
You love me warm, you love me, and I 
Should have realized I had no 
Reasons to be frightened

jueves, 1 de diciembre de 2011

Why is the world the way it is?

Tengo mi destino atado a un hilo que cuelga de tu labio inferior. Y no puedo apartar la mirada de tus manos, hipnóticas cuando se esconden entre mi pelo, ahora estáticas, reposando sobre tu regazo. Los pliegues que se forman en tus mejillas al sonreír me parecen senderos que recorrer, un laberinto hacia la profundidad de tus ojos francos, directos. La delicada curva de tu cuello, que me remite a un recuerdo casi borrado de mi mente, empañado por una bruma de humo, luna y alcohol entrelazados. En mi mente aún puedo percibir tu presencia como un leve palpitar, tocando los puntos exactos de mi pensamiento para turbar las ondas de mi reflexión, como una piedra lanzada contra la superficie de un lago. Extiendes una necesidad imperiosa por todo mi ser, te conviertes en una manera de seguir cayendo, de seguir hundiéndome, sin que quiera ni pueda evitarlo.