RSS

domingo, 6 de enero de 2013

Engaños

Me mientes.
No son tus ojos, ni tus manos de seda.
Eres tú. El tú que yo he creado en mi mente.
Y yo te miento.
Para no desvelar tu mentira.
Para no desvelar mis motivos.
Igual que tu te ocultas
bajo cúpulas de terciopelo,
yo me oculto de ti
tras una pared blanca.
Porque tras la pantomima que fingimos
se halla lo que somos.
Espinas.
Sangre.
Huesos blanqueados por la pena y el desengaño.