RSS

viernes, 13 de junio de 2014

Tengo huellas de azul entre mis dedos. Debe ser de intentar atrapar el cielo, de estamparse contra el suelo y someterme a mis especiales bautismos de fuego.
Me arden las pestañas.
Me emponzoñan el corazón tres Arañas: Sombra, Luz y Sangre, tres cosas extrañas metidas en mis entrañas.
Se me cierran los ojos.
Ahumada por tus rastrojos asisto exultante a los destrozos, a la muerte de un pasado y a la promesa de unos corazones que palpitan.
Se me está llevando la corriente.
Y tú esperas impaciente esperando recogerme en tu red, cabrón valiente, que no sabe ni lo que siente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario